MÉXICO, 17 DE MAYO 2017.- Bob Iger, consejero delegado de Disney, reconoció la noche del lunes que les habían robado una película, todavía sin estrenar, y que los piratas informáticos les habían solicitado un rescate para impedir que la difundan y, aunque entonces no quiso desvelar el título, ahora se sabe que es la quinta entrega de Piratas del Caribe: La venganza de Salazar, producida por Jerry Bruckheimer y cuyo estreno está previsto para el 26 de mayo en todo el mundo.

El portal Deadline reveló que los estudios Disney, que  colaboran con la investigación federal, no van a ceder al chantaje para recuperar Piratas del Caribe 5, en la que Johnny Depp vuelve a encarnar al capitán Jack Sparrow y que cuenta con la aparición de Javier Bardem.

Pues los hackers han demandado una alta suma de dinero denominado Bitcoin, a lo que aseguraron los estudios, no van a ceder.

Según Deadline, Disney no quiso hacer comentarios sobre el particular, salvo que la empresa se niega a pagar.

Recientemente Netflix enfrentó algo similar cuando un pirata informático de rescate adelantó 10 episodios de la próxima temporada de Orange Is The New Black cuando también se negó a pagar.

Más detalle aquí