QUERÉTARO, Qro., 11 de octubre de 2018.- El presidente municipal de Querétaro, Luis Bernardo Nava, reconoció que era necesario revisar la tarifa del transporte para los concesionarios, cuando él estuvo al frente del proyecto de modernización.

En entrevista, precisó que en caso de un posible incremento, este debía ser basado en los costos reales, pero en aquel entonces no estaba integrada la empresa única y no se conocía cuanto erogaban con los concesionarios.

El edil apuntó que no opinará acerca de qué tarifa debe ser la adecuada al día de hoy, pero llamó a los concesionarios a no afectar a la ciudadanía y usuarios, al tiempo que precisó que estarán pendientes para apoyar en caso de nuevos paros.

Finalmente, detalló que el municipio apoyó al traslado de mil 500 personas, a través de 222 viajes de las unidades de transporte escolar y policía capitalina.