PUEBLA, Pue. 22 de agosto del 2016.- Los captores del bebé Mario Sepúlveda exigieron 300 mil pesos como rescate la primera vez que se comunicaron con la familia. Sin embargo únicamente se ofrecieron 150 mil pesos que fueron aceptados por los secuestradores para dejar libre al bebé, informó Sin Embargo.

De acuerdo a datos de la Fiscalía General del Estado (FGE), los captores admitieron el monto gracias a la negociación que tuvieron con miembros de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI).

El lunes 8 de agosto el bebé de 9 meses de edad fue robado por dos asaltantes que llegaron a la empresa arrendadora de maquinaria SEGO ubicada en el kilómetro 134 de la autopista Puebla-Orizaba a la altura de Chachapa, ya en el municipio de Amozoc.

Más información AQUÍ