QUERÉTARO, Qro., 27 de octubre de 2020.- La pandemia del Covid 19 ha provocado un repunte en el número de problemas familiares y de divorcios, al faltar la seguridad económica o empleo en las familias, indicó Elydia Barbosa, presidenta del patronato psicológico de Querétaro.

Y es que los especialistas pasaron de atender un promedio de 500 casos al mes hasta 700, en donde se ven problemas como violencia o abuso sexual en las familias, de los cuales el 60 por ciento tiene procesos jurídicos abiertos por temas como divorcios o delitos.

“Atendemos mucho a personas que nos canalizan del instituto queretano de las mujeres, del DIF, fiscalía especializada de mujeres, de escuelas, los jueces por lo general nos mandan gente sobre todo cuando se están divorciando”, detalló.

La especialista indicó que aún no se tienen contabilizados el número de divorcios, pero el número más reciente del INEGI en 2019 detallaba un aumento del 91 por ciento en estos procesos.