QUERÉTARO, 16 DE MAYO 2017.- En el municipio de Querétaro, se dio inicio a la distribución del “Mapa de los sitios del Sitio de Querétaro en 1867” donde ubica los lugares como cuarteles, sedes de artillería, caballería, infantería, hospitales y prisiones, entre otros.

Este mapa tiene como objetivo contribuir a mantener en la memoria de los queretanos la enorme riqueza de nuestro patrimonio histórico y cultural, lo anterior, en el marco del Sesquicentenario del Triunfo de la República.

Excélsior detalla con José Velázquez, cronista de San Juan del Río, cuenta que cuando Juárez llegó a ese poblado rumbo a Querétaro pretendía hospedarse en la mejor casa del lugar ubicada en el Camino Real, propiedad de un hombre apellidado Uribe; sin embargo, su dueño era pro imperialista por lo que no le permitieron pernoctar ahí.

Juárez tuvo que pasar la noche en una casa de la actual calle 16 de Septiembre y proseguir su camino al día siguiente.

“Cuando regresa ya triunfante ahora sí, dice, me quedo aquí; el señor Uribe tuvo que salir rumbo a Querétaro durante el sitio a Maximiliano”, explicó Velázquez, quien dirige el estudio de fotografías más antiguo de San Juan del Río.

Juárez salió del pueblo a través del puente que cruza sobre el río San Juan y que según Velázquez es uno de los sitios más históricos del país.

Al ser un poblado de paso desde la Ciudad de México hacia el norte, el puente era el único paso sobre el río San Juan, por lo que por ahí cruzaron el Ejército Insurgente, el ejército de Estados Unidos, Juárez y su caravana en su gobierno itinerante, y los ejércitos revolucionarios.

Cuando Juárez ingresa en Querétaro fue recibido en la casa de José María Arteaga. Los queretanos estaban divididos entre imperialistas y republicanos, explicó el investigador Eduardo Rabell, lo que no ofrecía las mejores condiciones para resistir al ejército francés.

Juárez sólo se quedó durante una noche en la casa de Arteaga que actualmente ha sido anexada a la que fuera casa de los corregidores Miguel Domínguez y Josefa Ortiz. De esa casa no quedan huellas ni placas conmemorativas. En medio del patio de la casa fue erigido un ascensor.

Querétaro, relata, “estaba profundamente dividida, pues mientras había padres de familia que eran imperialistas, sus hijos eran republicanos”.

Tras salir de Querétaro, Juárez se dirigió a San Miguel de Allende y Dolores.

CHECA A DETALLE ESTE RELATO HISTÓRICO AQUÍ