QUERÉTARO, Qro., 27 de febrero del 2017.- Las empresas concesionarias del transporte público registran pérdidas económicas de hasta siete millones de pesos mensuales por el alza al incremento del diésel, admitió el gobernador del estado, Francisco Domínguez Servién.

«Es real que la están pasando mal, no tanto, se está hablando de un monto entre todos los concesionarios de pérdida de siete millones mensuales, y estamos tratando de generar un paquete para no trasladarle este costo a la población», señaló.

Explicó que por tal motivo analizan buscar alternativas para apoyarlos, como adquirir la tecnología para la implementación del nuevo sistema del transporte, así como crear un paquete de opciones para que dicha pérdida económica no afecte a la población.

De esta forma, reiteró que no habrá un aumento a la tarifa de dicho servicio.
Por ello, agregó que los titulares del Instituto Queretano del Transporte (IQT) y de la Oficina de la Gubernatura, Alejandro López Franco y Luis Bernardo Nava Guerrero, respectivamente, están todos los días sentados a la mesa con los líderes de las empresas concesionarias.

Domínguez Servién reiteró que no existe amenaza alguna de los concesionarios para hacer un paro total del servicio del transporte público.