CIUDAD DE MÉXICO, 13 de febrero de 2019.- La titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Josefa González Blanco Ortíz Mena reconoció que la construcción del Tren Maya sí ocasionará un impacto ambiental, aunque dijo que este se sabrá hasta que se tenga el Proyecto Ejecutivo, el cual apenas se está elaborando y se encuentra en proceso de licitación.

“No vamos a entrar, no vamos a tocar reservas, definitivamente no, el trazo es un trazo imaginario, es una propuesta de trazo que se va a determinar y se va a definir en el momento que tengamos los estudios que tenemos que hacer y que estamos por licitar”, sostuvo.

Sin embargo, señaló que a pesar del impacto ambiental, se garantizará la protección a la biodiversidad y la oportunidad de reforestación; destacó que el proyecto ejecutivo se realiza con total transparencia.

Durante la reunión que sostuvo con legisladores integrantes de la Comisión de Medio Ambiente, Sustentabilidad, Cambio Climático y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados, la funcionaria federal señaló que una vez que esté listo el proyecto ejecutivo, se realizarán consultas con las comunidades y pueblos originarios de la región.

“Del proyecto ejecutivo se va a derivar la Manifestación de Impacto Ambiental; en el momento que esté el proyecto ejecutivo podemos hacer una consulta amplia, informada, libre, como lo establece la ley y los parámetros internacionales”, señaló.

González Blanco reconoció que existen resistencias al Tren Maya, sin embargo, las atribuyó al desconocimiento o falta de información al respecto ya que no existe todavía un proyecto como tal.

Ante ello, reiteró que el hecho de que el tren vaya a pasar por sitios de gran diversidad, no quiere decir que se pierdan especies como los jaguares, “lo que va a suceder es que habrá mayor cuidado y apoyo para el ecosistema”.

continúa en Quadratín México