SAN LUIS POTOSÍ, SLP., 20 de febrero de 2019.- El recorte presupuestal a las estancias infantiles de parte del Gobierno Federal, podría considerarse como un tipo de violencia, pues vulnera a las madres o padres de familia trabajadores que se ven en la necesidad de dejar a sus hijos encargados, consideró la diputada de Acción Nacional, Sonia Mendoza Díaz.

“Yo creo que sí se está ejerciendo violencia, porque la mayoría de quienes se encargan de las estancias infantiles son mujeres y la mayoría tenemos la necesidad dejar nuestros hijos en una estancia de este tipo porque tenemos que trabajar para sacar recurso para solventar a nuestros familiares” explicó la legisladora, quien señaló que quitar el apoyo a las estancias no sólo perjudica a los padres de familia, sino también las personas que laboran en estas estancias, que en su mayoría son mujeres.

Más información Aquí