QUERÉTARO, Qro., 25 de noviembre de 2020.- El grupo legislativo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) busca reformar el Código Penal del estado, esto para evitar que los deudores alimentarios puedan decidir no cumplir con las obligaciones que tienen con sus hijos.

En el Código se establece que quien deja de pagar la pensión únicamente debe pagar una multa o, bien, adelantar mensualidades, sin que reciba alguna otra sanción.

Con la reforma se eliminaría la oportunidad que se les da para seguir ejerciendo violencia, esta económica, en contra de sus ex parejas y de sus hijos.

El incumplimiento se sanciona en Querétaro, con penas de 1 a 5 años de prisión, además de privación de los derechos de ver a la familia. Con la reforma se busca enviar un claro mensaje respecto a que no debe existir impunidad.

Se trata de una medida necesaria, tomando en cuenta que este es el tercer año que Querétaro ocupa el quinto lugar nacional en cuanto a la violencia que se ejerce en contra de las mujeres, esta en cuanto a las lesiones dolosas.