QUERÉTARO, Qro., 25 de mayo 2020.- El Estado de Querétaro se caracteriza por ir siempre un paso adelante en temas económicos, de salud y, en esta ocasión, no será la excepción en materia electoral. El viernes 22 de mayo la mayoría de los diputados de la LIX legislatura votó a favor de construir un proceso electoral vanguardista y oportuno.

Así es, el Grupo Legislativo del Partido Acción Nacional (PAN) aprobó junto a otras fuerzas políticas, sin el apoyo de Morena, dos nuevas leyes en materia electoral que benefician a los queretanos: La nueva Ley Electoral y la Ley de Medios de Impugnación Electoral.

“Sin dejar de lado el tema COVID-19, que actualmente es una de las prioridades de los legisladores, en el Congreso discutimos el tema electoral por dos razones: estábamos obligados a reformar la Ley Electoral antes de entrar al siguiente proceso electoral, si no lo hacíamos hubiéramos caído en desacato judicial y, la segunda razón fue porque el periodo para reformar dichas leyes era seis meses antes del inicio del proceso electoral, el cual inicia en octubre”, explicó el presidente del PAN en Querétaro, Agustín Dorantes Lámbarri.

Como un acto responsable y en tiempo, Querétaro reformó sus leyes electorales pese a la negativa de Morena, quien decidió votar en contra frenando la democracia del estado y negándole derechos político electorales a la población. Es claro que los representantes de Morena en la LIX Legislatura quieren quedarse en el pasado, son retrógradas y no le cumplen a Querétaro.

La aprobación de estas nuevas leyes, tiene como antecedente su discusión desde hace un año y el soporte de mesas de trabajo con todos los actores y autoridades político electorales para incluir temas como la prohibición de la violencia política contra la mujer, el derecho a tener diputados y regidores indígenas y la protección de la imagen de los niños, niñas y adolescentes en las campañas, por mencionar algunos.