ESTADOS UNIDOS., 11 de junio de 2021.- «Culpable», dijo Emma Coronel cuando un juez de Estados Unidos le preguntó cómo se declaraba ante los cargos que enfrentaba por ayudar a su marido, el mexicano Joaquín «El Chapo» Guzmán, en sus actividades como capo del narcotráfico.

La admisión de culpabilidad de Coronel este jueves ante una corte federal de Washington DC sella la caída en desgracia de esta exreina de belleza de 31 años que vivió en las entrañas de un gigantesco cartel internacional de drogas.

Está previsto que su sentencia se anuncie el 15 de septiembre y permanezca en prisión hasta entonces.

Sólo el primero de los tres cargos en su contra por conspiración para distribuir cocaína, heroína y otras drogas a EE.UU. podría acarrear una pena máxima de cadena perpetua.

El juez del caso, Rudolph Contreras, dijo durante la audiencia que desconocía cuál será la condena que va a imponerle a Coronel, quien negó que le hayan prometido una pena más leve por declararse culpable.

Pero expertos legales creen que Coronel enfrentaba una batalla difícil si iba a un juicio como hizo «El Chapo», quien ahora cumple cadena perpetua en EE.UU., y en cambio ella aceptó los cargos en procura de reducir su tiempo de cárcel.

«Declararse culpable definitivamente le da la esperanza de recibir una sentencia más leve», dice a BBC Mundo Todd Yoder, un abogado defensor que ha trabajado en varios casos de drogas en EE.UU.

Drogas y dinero

Coronel, quien tiene doble nacionalidad mexicana-estadounidense y es madre de dos mellizas que tuvo con «El Chapo», fue detenida en febrero en el aeropuerto internacional de Dulles, próximo a Washington.

Los cargos en su contra, además de tráfico de drogas, incluían conspiración para lavado dinero y participación en transacciones con un narco.

El fiscal Anthony Nardozzi sostuvo en la audiencia de este jueves que Coronel ayudó al cartel de Sinaloa liderado por su marido a llevar a EE.UU. más de 450 kilos de cocaína, 90 kilos de heroína, 90 toneladas de marihuana y 45 kilos de metanfetamina entre 2011 y 2017.

Lee más AQUÍ