ACAPULCO, Gro., 30 de noviembre de 2021.- La Alianza es una iniciativa a nivel global lanzada por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) de México en alianza con ONU Mujeres para afrontar la carga de cuidados que obstaculiza las oportunidades económicas de las mujeres. 

Hace un llamado urgente a gobiernos, organismos internacionales, sociedad civil, academia, iniciativa privada, organizaciones filantrópicas y otros socios estratégicos a reconocer y transformar la distribución desigual del trabajo de cuidados para una mayor igualdad de género y liberar el tiempo de las mujeres.

En primer lugar, dice Belén Sanz, “la Alianza hace visible que el trabajo de cuidados es profundamente inequitativo entre hombres y mujeres. Que a nivel mundial, ellas dedican casi tres veces más tiempo que los hombres. Que en México, las mujeres dedican casi 31 horas al trabajo no remunerado, comparado con 11 de los hombres. Busca hacer visible esta distribución desigual y de ahí hacer un llamado a la acción”.

La crisis ocasionada por COVID 19 agravó la situación, las horas que las mujeres dedican al trabajo del hogar han aumentado, lo que puede tener como consecuencias que no continúen sus estudios o que no entren al mercado laboral; sus ingresos son menores o nulos, y muchas no tienen acceso a seguridad social.

La corresponsabilidad en el trabajo de cuidados al interior de los hogares entre hombres y mujeres, las empresas y los gobiernos —mediante la provisión de servicios de cuidado de calidad— deben estar al centro de la respuesta ante la crisis.

Por tal motivo, este año, a través de la campaña ÚNETE y bajo el lema «¡Pongamos fin a la violencia contra las mujeres YA!»ONU Mujeres pone énfasis en la urgencia de avanzar hacia una recuperación socioeconómica sostenible e incluyente tras la pandemia por COVID 19.

La Alianza impulsa la aceleración de la recuperación económica equitativa posterior a la pandemia por COVID-19 al implementar e incrementar compromisos y acciones concretas en materia de cuidados.

Los principios de este movimiento global consisten en el reconocimiento de: la responsabilidad del Estado como el principal garante de los cuidados, el cuidado como bien público, el cuidado como derecho, así como la disponibilidad, accesibilidad, asequibilidad y calidad de los servicios de cuidados, incluyendo su seguimiento y evaluación.

“Como convocantes, junto con ONU Mujeres hemos estado promoviendo esta Alianza para reconocer que los cuidados son un bien público, que deben ser un derecho, que tenemos que preocuparnos por quienes cuidan y las personas que requieren cuidados”, menciona Gasman en entrevista. 

Para la titular del Inmujeres, hay mucho qué compartir sobre buenas prácticas, pero también de desafíos porque hay pocos países que tienen resuelto el tema de los cuidados.

“En México, la Cámara de Diputados ya hizo modificaciones a la Constitución que se discutirán en el Senado para el reconocimiento del derecho al cuidado y esto nos va a poner a nivel internacional en un ámbito muy adelantado”, señala sobre los avances en el país.  Uno de los compromisos de ONU Mujeres en México es trabajar en la generación de estadística, información y evidencia, porque “si no vemos el problema, no vamos a poder cambiarlo”, reflexiona la representante del organismo.

Descargar video

Informa Quadratín Guerrero