QUERÉTARO, Qro., 29 de enero de 2018.- Los diputados priistas Hugo Cabrera y Braulio Guerra, aspirantes al Senado de la República exigieron que la elección de los aspirantes a un cargo de elección popular por del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se lleve transparencia y pulcritud.

Ambos diputados comparten la idea de que la participación de los ciudadanos es indispensable para tener credibilidad como institución política, por lo que consideran que los procesos internos de este y otros partidos deben ser con transparencia y pulcritud, así como considerar «la trayectoria, resultados y congruencia de quienes aspiramos a servir a México desde un cargo de elección popular».

Mediante un comunicado de prensa, los legisladores federales priistas señalan que no están de acuerdo con prácticas antiquísimas que quieren continuar hoy en su partido, pues consideran que son una traición la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

“Los principios del Partido Revolucionario Institucional son traicionados por aquellos que consideran que las prácticas anacrónicas y antidemocráticas tienen cabida en el siglo XXI; aquellos que consideran que militancia significa una acumulación estéril de años en un padrón partidista, traicionan los principios de nuestro instituto político; aquellos que creen que los espacios se heredan, que la prosapia pesa, que la corrupción arropa, traicionan a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en consecuencia traicionan a México y a sus familias», dice el escrito.

Por ello los diputados, con el respaldo de muchos militantes, dirigentes, cuadros distinguidos, y amigas y amigos de todos los municipios de Querétaro, según afirman, exigen un proceso interno aseado, que no simule una contienda apegada a derecho, que no trastoque los principios de equidad e imparcialidad en las distintas fases del procedimiento para la selección y postulación de las candidaturas a Senadores de la República por el Principio de Mayoría Relativa, y su similar para la selección de Diputados Federales.

Aseguran no se trata de un partido sino de construir un México democrático y competitivo.