QUERÉTARO, Qro., 4 de marzo de 2020.- Serán las autoridades correspondientes, en su momento, las que determinará si efectivamente existió alguna irregularidad durante el mandato de José Calzada Rovirosa durante su gestión como titular de la SAGARPA, declaró el diputado local, Agustín Dorantes Lámbarri.

Esto al hablar del presunto desvío por 160 millones de pesos con el cual se relaciona al ex gobernador de Querétaro.

Si tras el estudio, se determina alguna responsabilidad del priísta, deberá ser sancionado, conforme a la normatividad.

«Preocupa cualquier señal, mensaje, cualquier acto de presunción de corrupción, pero queremos esperar a las autoridades competentes, hay que tener un respeto estricto a la legalidad».