QUERÉTARO, Qro., 24 de enero de 2021.- Jóvenes que protestaban en la primera noche del toque de queda en Holanda prendieron fuego a un centro de pruebas de Covid 19 y lanzaron material pirotécnico a la policía en un pueblo pesquero holandés, reportó la agencia EFE.

La Policía indicó el domingo que habían multado a más de tres mil 600 personas en todo el país por incumplir el toque de queda, que duraba desde las 21:00 horas del sábado a las 4:30 horas del domingo. También detuvieron a 25 personas por incumplir el toque de queda o por incidentes violentos.

Imágenes de video del poblado de Urk, 80 kilómetros (50 millas) al nordeste de Ámsterdam, mostraban a jóvenes allanando el puesto para hacer pruebas cerca del puerto local antes de que ardiera el sábado por la noche.

La policía y el gobierno municipal emitieron un comunicado el domingo expresando su indignación por los disturbios, que incluyeron «desde lanzar petardos y piedras a destruir autos policiales, con el incendio del punto de pruebas como incidente más grave».

Con información de la Agencia EFE