CIUDAD DE MÉXICO, 24 de septiembre de 2020. — Pese a la polémica y oposición que se registró en México por algunos sectores, en especial grupos empresariales, el etiquetado frontal de advertencia en alimentos y bebidas procesados que se consolidó en las leyes de México, fue reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Secretaría de Salud de México fue reconocida por su trabajo en avanzar hacia un etiquetado frontal en alimentos y bebidas, con un premio otorgado por el Grupo de trabajo interinstitucional de las Naciones Unidas sobre la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles.

El premio fue entregado el día de hoy por el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, durante la Asamblea General de las Naciones Unidos. Durante la ceremonia, según detalla un comunicado de prensa, informaron que los premios son para reconocer a instituciones y agencias que han demostrado tener contribuciones excepcionales en acciones multisectoriales en la prevención y control de las enfermedades no-transmisibles (ENT), salud mental y/o objetivos de desarrollo sostenible relacionado a las ENT a nivel local, nacional, regional e internacional. Los premios fueron entregados a instituciones que sirven como ejemplo para otras con respecto a sus acciones en la prevención y control de ENT.

Los premios reconocen la realización de acciones concretas, innovadoras y con la habilidad de superar obstáculos en sus esfuerzos para combatir estas enfermedades.

El premio se suma al respaldo que han dado a este etiquetado las principales asociaciones internacionales de profesionales en nutrición y salud pública como la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el World Cancer Research Fund, World Obesity y el World Public Health Nutrition Association, además de varios institutos y órganos nacionales como El Sistema de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), la Comisión Nacional de Derechos Humanos en México, entre otros.

El importante señalar que este reconocimiento al etiquetado frontal de advertencia en alimentos y bebidas que entra en vigor el 1 de octubre en México, debe extenderse a los organismos nacionales e internacionales así como a las instituciones académicas del país como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), el Instituto Politécnico Nacional (IPN), y el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, que participaron en su elaboración.

Continúa en Quadratín México