MÉXICO, 24 de febrero 2017.- Marcos Martínez, migrante mexicano que radica en Estados Unidos desde hace 18 años, decidió regresar al país que lo vio nacer, ya que considera que el riesgo a ser deportado, encarcelado o víctima de la imputación de un delito que no cometió es más grande desde que llegó el presidente Donald Trump al poder. Informa Excelsior.

Afirma que, se ha perdido la tranquilidad, todos los compañeros de su trabajo, también indocumentados, se mantienen muy al tanto de la proximidad de las patrullas o de la posible presencia de policías o agentes migratorios.

Lee más AQUÍ