CIUDAD DE MÉXICO., 29 de abril de 2020.- Luego de que los principales grupos cerveceros de nuestro país dejaran de producir y distribuir cerveza por disposiciones del gobierno federal, estas bebidas ya presentan escasez, provocando que en algunos puntos de venta los precios se incrementen y den paso a la especulación.

A pesar de que ningún grupo cervecero anunciara un aumento de precios en sus productos, se han encontrado negocios que mantienen la venta pero con un aumento considerable al precio habitual.

Algunos consumidores han manifestado su molestia con esta medida (suspensión de la producción) y sus consecuencias; sin embargo, las últimas cervezas de nuestro país se siguen vendiendo, llegando hasta los 80 pesos, un incremento del 50 al 60%, aproximadamente; mientras tanto la industria cervecera no reanuda sus actividades regulares.

Lee más en Forbes