DUISBURGO., 24 de febrero de 2018.- Un portero sediento eligió el momento equivocado para hidratarse el sábado durante un partido por la segunda división del futbol alemán. Informa AP.

El arquero de Duisburgo, Mark Flekken, había agarrado una botella detrás de su portería y ni siquiera estaba pendiente al partido contra Ingolstadtcuando le metieron un gol a los 18 minutos.

Lee más aquí