CIUDAD DE MÉXICO., 13 de enero de 2021.- El desabasto de medicamentos causado por la pandemia de coronavirus, también afecta a los animales de compañía que padecen alguna enfermedad crónica. Fenobarbital es una patente cuya distribución cesó ya hace varias semanas, sirve para tratar la epilepsia en seres humanos y se le receta a algunos perros y gatos con padecimientos neuronales, estos lomitos dependen de ella para mantener su calidad de vida.

Es el caso de Robin, un Bóxer de 9 años, al que recientemente le diagnosticaron un tumor en la cabeza, el cual es inoperable y le provoca convulsiones. Su dueño, Víctor Hugo Correa, tomó la decisión de brindarle un tratamiento no invasivo que aminore los padecimientos y le diera una vida más cómoda mientras estuviera a su lado.

“Robin toma cuatro medicamentos distintos a diario, pero si falta alguno, no se completa la función correcta y le empiezan a dar convulsiones”, explicó en entrevista con MILENIO.

Fenobarbital es un medicamento controlado, su venta al público se limita a un frasco por receta, el cual contiene 40 pastillas, Robin toma dos al día. El pasado 1 de enero, Víctor acudió a varias farmacias en busca del medicamento; sin embargo, en ninguna tuvo éxito.

Al día siguiente su reserva se terminó y fue cuando comenzó la angustia, pues la neuróloga ya había advertido que si Robin convulsionaba más de 2 veces al día, sería tiempo de ponerlo a dormir.

Continúa en Milenio