QUERÉTARO, Qro., 8 de marzo de 2020.- En Querétaro existe un refugio que atiende a mujeres que son víctimas de violencia extrema «prácticamente muchos de los casos están por homicidio en grado de tentativa», indicó la directora del Instituto Queretano de las Mujeres (IQM), Valeria Guerrero Angeles.

Los requisitos para ingresar a la casa son: estar en peligro y no tener una red de apoyo.

Al tratarse de un tema de seguridad, la ubicación de este lugar es desconocido, pero tiene una capacidad para atender a 16 mujeres con sus respectivas hijas e hijos; se ha llegado a tener una población promedio de 141 personas, pero la cifra es muy variante.

Ellas, que provienen de los 18 municipios, permanecen durante tres meses en ese espacio donde se les reconstruye el plan de vida y se les capacita en materia de violencia, prevención e igualdad.

«En ese periodo los niños reciben educación, hay una escuela multigrado, no pierden el ciclo escolar, ellas concluyen sus estudios, ya sea primaria, secundaria, o reciben capacitación para el empleo dependiendo del último nivel donde hayan dejado sus estudios, se les capacita, y a su vez, ellas para su egreso se les reconstruye un plan de vida nuevo con familiares, con amigos o se les crean completamente», reveló.

En caso de que las mujeres no puedan reconstruir su vida con algún familiar o amigo, el IQM les consigue empleo y las apoya con cubrir la renta de los primeros meses de una vivienda y con enseres básicos como: colchones, parrillas, refrigerador, por mencionar algunos, para que puedan salir adelante.

En el marco del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, la directora del IQM, Valeria Guerrero, destacó que Querétaro ha situado su agenda en el tema de atender la violencia y el desarrollo económico de las femeninas.

Señaló que el estado ha generado una política muy particular de trabajo interinstitucional entre la Fiscalía General del Estado, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) e instancias del Poder Ejecutivo como el IQM, la Comisión de Atención a Víctimas y el DIF Estatal, a efecto de que poco a poco se disminuyan los efectos de la revictimización.

«Hoy por hoy es la gran queja, angustia y la demanda de las mujeres y la ciudadanía en general, no solo basta con que las mujeres sean atendidas, sino que también sea de manera digna y de manera inmediata puedan restituirse sus derechos», recalcó.

Por ello, junto con el Consejo Estatal de Seguridad y una serie de dependencias, se creó el protocolo único de atención y acompañamiento a personas víctimas de violencia de género.

«Fue un trabajo muy arduo, lo encabeza y coordina la Secretaría de Gobierno y que ha tenido un efecto positivo porque este año vamos a capacitar a la totalidad del funcionariado público, todos los que intervienen en el proceso de atención a víctimas de violencia de género que en su mayoría son mujeres», añadió.

Adicionalmente, reportó que el año pasado se impactó alrededor de 73 mil 141 personas en los esquemas de prevención, a través de un trabajo comunitario, y con base en ello, se hace un proceso de canalización, si hubiese algún caso de riesgo.

Mediante los 18 módulos establecidos en los municipios, informó que atendieron más de ocho mil casos de mujeres que llegaron a tiempo a un proceso de atención, y lo cual, ha permitido poder modificar sus planes de vida.

«Se les da atención psicojurídica, de ahí se derivan a casos dependiendo, cada una tiene una estrategia legal y psicológica diferente, hay quienes reciben la representación legal, nosotros damos la representación en casos de violencia extrema, pero hemos hecho buena mancuerna con los municipios que son quienes dan la representación en caso de violencia moderada o baja», sostuvo.

Se tiene detectado que en Querétaro la violencia que más daña a las queretanas es la psicóloga en la modalidad del ámbito familiar.

Para la directora del IQM, se tiene aún que trabajar en fortalecer los esquemas de seguridad y de prevención de la violencia, por lo que, adelantó que buscarán también instalar los Sistemas Municipales de Igualdad y Prevención de la Violencia, en todos los municipios.

Actualmente esos sistemas solo operan en Corregidora, Querétaro y San Juan del Río, y próximamente estará en Pedro Escobedo.

«¿Qué es lo que busca el sistema como pasa en el estatal? Coordinar de manera trasversal las políticas públicas municipales, sobre todo privilegiado todas aquellas que se trate de materia de seguridad y seguridad económica, que haya propuestas con perspectiva de género», describió Valeria Guerrero.

Las mujeres representan el 52 por ciento de la población en la entidad.