CHINA., 18 de septiembre de 2020.- Este jueves 16 de septiembre se reportó que miles de personas en China dieron positivo a una enfermedad bacteriana conocida como brucelosis.

Una investigación reveló que más de 3.000 personas resultaron infectadas de brucelosis en la localidad de Lanzhou, en el noroeste de China, luego de una fuga bacterial ocurrida en una fábrica biofarmacéutica ocurrida el año pasado.

Casi 22.000 personas fueron analizadas y 4.646 dieron positivo en la prueba de anticuerpos de la enfermedad, de las cuales 3.245 confirmaron el contagio en exámenes posteriores, según el informe publicado este martes por la Comisión de Salud local. No se han reportado muertes como consecuencia de la enfermedad.

Según repasó el medio local asociado el régimen de Beijing, Global Times, una fábrica de productos famacéuticos biológicos usó un desinfectante vencido para la producción de una vacuna para uso animal contra la Brucella, lo que provocó que no se esterilice el gas residual que salía del tanque de fermentación de la producción.

Este gas contenía bacterias y se esparció por la zona “por un corto período de tiempo”, según el informe, que menciona un lapso de casi un mes entre fines de julio y agosto de 2019 y subraya que se trató de un accidente. La dirección del viento llevó el gas hacia el Instituto de Investigación Veterinaria, lo que produjo un primer brote que infectó a al menos 181 personas del centro.

Lee más en Infobae