NUEVA YORK. 21 de febrero 2017.-  El adolescente Sergio Reyes, hijo de una familia de migrantes mexicanos, murió el domingo pasado a manos de agentes de la Policía de Nueva York que le dispararon al menos 14 tiros luego de que el joven presuntamente cometiera un robo.

De acuerdo con informes de la oficina forense de la ciudad de Nueva York, Reyes, de 18 años de edad, presentó 14 heridas de bala en torso, extremidades, corazón, pulmones, aorta, médula espinal, hígado, estómago y huesos.

Más información AQUÍ