CHILPANCINGO, Gro., 14 de abril de 2019.- El obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza informó que hay cinco personas desaparecidas por las que le pidieron ayuda, y dijo esperar que en Semana Santa se respire un poco de paz en Guerrero.

En su homilía el obispo mencionó el caso de cinco desaparecidos y en entrevista posterior dijo no poder dar mucho detalle al respecto, sólo que son dos de Ocotito, dos de Arcelia y uno de Chilapa. Sobre si sería necesaria una tregua por los hechos de violencia, el obispo dijo que esa sería la invitación.

“Dios quiera que en estos días en Semana Santa respiremos un poquito de paz, haya tregua y entendimiento para respetar a las personas y la vida”, expresó.

Más información Aquí