QUERÉTARO, 19 DE JULIO 2017.- En esta temporada de lluvias, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro, exhorta a la población a realizar acciones de prevención como la eliminación de cacharros donde se pueda acumular el agua, la colocación de mosquiteros y el uso de repelente, con el fin de evitar la propagación y las picaduras de mosquitos que pueden ser portadores de enfermedades, como el dengue, señaló epidemióloga de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 13, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro, Maritza Maldonado Cisneros.

Explicó que el dengue es una enfermedad viral aguda, puede ser catalogada según la gravedad de la misma, y es transmitida por vector, esto es, “existe un agente externo que una vez infectado, desarrolla el virus y lo propaga, en este caso el mosquito Aedes Aegypti y Aedes Albopictus; estos dos tipos son los únicos capaces de incubarlo y contagiar al humano, a través de su picadura”.

El tipo grave, mejor conocido como fiebre hemorrágica por dengue, causa sangrado en la nariz, encías y por debajo de la piel; mismo que puede ocasionar un choque en los órganos vitales de la persona que lo padece y poner en riesgo su vida.

Por tal motivo, “es de suma importancia evitar la automedicación, por ejemplo, si la persona toma aspirina para aliviar los malestares, y esta tiene dengue del tipo hemorrágico, el medicamento favorecerá el sangrado, empeorando la situación del paciente”, advirtió la doctora Maldonado.

Respecto al tratamiento, indicó que no hay uno en específico para la enfermedad, los medicamentos que se recetan están orientados en atacar los síntomas, que son: dolor intenso de huesos, cefalea, dolor en la frente y retro ocular —detrás de los ojos—, náuseas y vómito; además de que se sugiere reposo y beber abundante agua.

“Es muy importante acudir con el médico familiar ante cualquier malestar, así como seguir con las indicaciones del mismo para una pronta recuperación, pues la duración habitual del dengue, del tipo no grave, va de los dos a los siete días”, finalizó la epidemióloga.

Ante ello, el Seguro Social recomienda mantener limpios patios, jardines y azoteas, así como conservar secos los lugares donde pueda estancarse el agua de lluvia, pues son espacios propicios para que el mosquito se reproduzca; en caso de viajar a lugares como playas o ciudades de clima tropical, se sugiere usar repelente de mosquitos.