QUERÉTARO, Qro., 5 de febrero de 2020.- El gobernador del estado, Francisco Dominguez, anunció que instruyó al gabinete de seguridad a garantizar la integridad de usuarios y conductores de unidades ejecutivas, tras el zafarrancho que protagonizaron taxistas de la Terminal de Autobuses de Queretaro y que no dejó a ninguna persona detenida.

Expresó su repudio por el conflicto suscitado en la TAQ y en inmediaciones en donde unidades fueron golpeadas, conductores agredidos, posterior al operativo implementado en la TAQ.

“Rechazo categóricamente las agresiones suscitadas en las inmediaciones de la TAQ; he instruido a mi gabinete de seguridad, garantice la integridad física y patrimonial de usuarios y conductores”.

Destacó que el “centro de la atención de la autoridad, y del Instituto Queretano Del Transporte como órgano regulador, son los usuarios”.

Además, refirió que “el piso mínimo para mejorar el transporte público en Querétaro, es y seguirá siendo el respeto a la ley”.

El Instituto Queretano del Transporte, informó que además uno de sus trabajadores fue llevado al órgano de control interno, luego que se difundieron imágenes en donde desde el pasado lunes dijo a taxistas que no permitirán app de taxis.