QUERÉTARO, Qro., 07 de julio de 2020.- El tema de los niños con cáncer es uno que duele y causa indignación a la mayoría de los mexicanos, especialmente por la insensibilidad que ha mostrado el gobierno, y especialmente la primera dama al responder con total indiferencia y hasta con un tono de burla, a un usuario que le preguntó si atendería personalmente a los padres de niños con cáncer que reclaman medicamentos, dijo la diputada federal de Acción Nacional, Ana Paola López Birlain.

Aunque el desabastecimiento de medicamentos no es un tema nuevo, se ha vuelto más constante en los últimos meses, debido en gran parte a la crisis de salud que se desencadenó desde que el gobierno federal decidió recortar el presupuesto a salud y desaparecer al Seguro Popular.

El Colegio Mexicano de Oncología Médica (CMOM) denunció ante el titular de la Secretaría de Salud, Jorge Alcocer Varela, que el desabasto de medicamentos para tratar diferentes tipos de cáncer se acentuó con la pandemia de Covid-19 en hospitales públicos y privados del país. Y el pasado 24 de mayo, El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reconoció en un comunicado que México enfrenta el desabasto de medicamentos para cáncer, por lo que importará fármacos desde Argentina.

La diputada López Birlain, como integrante de la Comisión de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, comparte que la supervivencia de los pequeños con cáncer infantil, si es detectado de manera oportuna y se da el tratamiento completo, suele ser de 80 %. Pero si el tratamiento se interrumpe, aunque sea por un día, la supervivencia se reduce a la mitad.

Desgraciadamente, el 70 % de los casos de cáncer que se presentan en menores de 18 años en México se diagnostica en etapas muy avanzadas. Es por esto que el cáncer infantil es la 2da causa de mortandad en nuestro país, después de los accidentes, pues no existen programas de salud que incluyan una cultura de la medicina preventiva.

“Ante la falta de respuesta por parte de las autoridades del sector salud, los padres de los niños con cáncer en su desesperación y al no encontrar quien atienda sus reclamos, han hecho de todo y han tenido que llegar a medidas extremas, solicitando que a través de diversos amparos se les garantice el suministro de medicamento y acceso a los servicios de salud, esperando que el poder judicial resuelva a su favor. Desgraciadamente no todos pueden acceder a un amparo, y el cáncer no espera”, lamentó la legisladora.

Puntualizó que en caso de que las autoridades del sector salud manifiesten y demuestren la imposibilidad material que existe para otorgar el fármaco, están obligados a ofrecer alguna alternativa razonable, efectiva e idónea, para cumplir con el derecho fundamental a la salud, que le permita tener calidad de vida.

La diputada insistió en la necesidad de tomar acciones legislativas tanto en lo federal como local, en donde el mismo punto de acuerdo presentado en el Congreso, se presente en los congresos locales para replicar la petición y presionar con un mensaje homogéneo.

“Las decisiones adoptadas que involucren el porvenir de niñas, niños y adolescentes, en las esferas relativas a la educación, el cuidado, la salud, el medio ambiente, las condiciones de vida, la protección, el asilo, la inmigración y el acceso a la nacionalidad, entre otras, deben evaluarse en función del interés superior de la niñez, que debe ser salvaguardado independientemente de los ajustes presupuestarios. Es necesario que el gobierno federal tome consciencia de la importancia de los intereses de los niños, niñas y adolescentes y tener la voluntad de dar prioridad a lo que afecta su desarrollo y su futuro, en todas las circunstancias”, concluyó López Birlain.