QUERÉTARO, Qro., 18 de abril de 2019.- La insolación y sufrir alguna lesión por cargar una cruz de más de 90 kilos por casi 2 kilómetros cuesta arriba son los principales temores que siente Jesús Pastor sobre su interpretación de Jesucristo en el viacrucis del municipio de El Marqués que, como dicta la religión católica, se lleva a cabo cada viernes Santo, este año 19 de abril.

En entrevista para Quadratín Querétaro Pastor compartió que a pesar de que se trata de una mera actuación, este papel tiene un significado importante que honra sus creencias religiosas, para asumirlo no solo hace falta una preparación física sino también espiritual.

Para la física hace falta un entrenamiento diario en el fortalecimiento de músculos, jornadas de ejercicio bajo el sol todos los domingos, mucha actividad cardiovascular y calcular la hidratación necesaria para sobrellevar el viacrucis. Para la preparación espiritual es importante la contemplación la oración y el acompañamiento de la iglesia.

Jesús Pastor, asegura que él es una persona tímida y temerosa de participar en actividades públicas, sin embargo, se decidió a representar este papel por una convicción personal pues refiere que su salud y luego su esposa y familia son las prioridades más relevantes que son defendidas a su vez por la religión católica.

Para poder escenificar el viacrucis y todas las actividades relativas a semana Santa fueron necesarios diversos ensayos los fines de semana y prácticas diarias una vez acercada la fecha.