GUADALAJARA, Jal., 17 de agosto de 2020.- Los perros de terapia pueden ser de gran ayuda y mejorar la calidad de vida de personas con alguna discapacidad, trastorno, con enfermedades terminales, adultos mayores o incluso quienes padecen estrés, depresión y ansiedad, describió Felipe de Jesús Alfaro Pérez, presidente de la Fundación Makixtia, quienes trabajan con estos hermosos animales en hospitales, albergues y oficinas.  

“En todos los casos, emocional y físico, incluso el post trauma de alguna situación, en el terremoto llevaron perros a gente, ahorita incluso traen un perrito en algún hospital en México, que lo están llevando con los doctores, para que el doctor se relajara de tanto estrés que tiene, pero en cuanto nos den luz verde vamos a visitar muchos lugares que nos han pedido, vamos a oficinas para que se desestresen de estar en la computadora, y empiecen a acariciar al perro, empiecen a tocar al perro, en la terapia emocional, ellos trabajan mucho con la sensibilidad del perro, el estarlo acariciando, es un perro muy chiqueón”.

Con 35 años de trabajo como voluntarios en terapias, explicó que Makixtia significa ayudar en Náhuatl y eso es lo que buscan, poder ayudar a quienes están pasando por una etapa difícil toda vez que la intervención con estas mascotas es de gran apoyo para animar a adultos mayores que están en asilos de ancianos, a enfermos terminales en hospitales, o condiciones como déficit de atención, síndrome down, autismo, hiperactividad, por mencionar algunos casos.

Más información Aquí