LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, Esp., 8 de mayo de 2019.- Una jueza española ordenó, en una decisión insólita, que una perra fuera testigo en el juicio por maltrato animal abierto contra su antiguo dueño, al que se acusa de haberla arrojado a la basura encerrada en una maleta. Informa EFE.

La magistrada Sandra Barrera sorprendió a los asistentes al pedir que pasara «la testigo perjudicada, la perra Milagros», de raza pitbull, durante la vista judicial, celebrada ayer en la ciudad atlántica de Santa Cruz de Tenerife (islas Canarias).

La fiscal de Medio Ambiente aclaró a los asistentes que, obviamente, la testigo no podía hablar, pero que lo harían por ella tanto la acusación pública como un médico forense, que explicaron las lesiones que había sufrido el animal y cómo se encuentra actualmente.

Lee más AQUÍ