CIUDAD DE MÉXICO, 26 de septiembre de 2019.- Un policía a caballo que pertenecía a la Secretaría de Seguridad Pública de León, en Guanajuato, se convirtió en una esperanza de vida para otras personas al donar sus órganos.

El oficial Gerardo Rafael Soriano Álvarez, fue diagnosticado con muerte cerebral debido al traumatismo craneoencefálico severo que presentó tras el ataque que sufrió en manos de pandilleros el pasado domingo en la colonia Medina mientras cumplía con su deber como policía, de acuerdo a la información publicada por el periódico AM.

El elemento de 27 años de edad y originario del municipio de León manifestó en vida su deseo de donar sus órganos, por lo que su esposa y hermanos cumplieron su última voluntad.

La Secretaría de Seguridad Pública de León compartió a través de sus redes un vídeo de 2 minutos y 38 segundos en el que se aprecia a familiares, amigos y compañeros de la SSPL encabezados por su titular, Mario Bravo Arrona, realizar un homenaje al policía despidiéndolo con aplausos minutos antes de ingresar al quirófano.

Los órganos que se procuraron son el hígado, que fue trasladado con el apoyo del operativo Ola Verde al Centro Médico Nacional La Raza, dos córneas y dos riñones que se quedaron en la T1 para ser trasplantados.

Más información en Quadratín México