CIUDAD JUÁREZ, Chih., 6 de noviembre de 2019 .- Un jovencito de 17 años fue detenido por la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, por la comisión de delitos contra la ley federal de armas de fuego y explosivos, ya que en su detención dijo a los oficiales que recibía 3 mil 500 pesos por cometer homicidios.

El reporte policíaco, indica que cuando patrullaban policías en la colonia Anáhuac, fueron interceptados por varias personas las cuales denunciaron que calles adelante, un sujeto a bordo de una camioneta de la marca Ford Explorer, color guinda con gris, se encontraba realizando detonaciones con un arma de fuego.

De inmediato iniciaron un operativo y al localizarlo se realizó una persecución dándole alcance, el presunto responsable detuvo la marcha del vehículo para luego descender del mismo y echarse a correr siendo alcanzado de manera inmediata.

Al momento de asegurarlo le fue localizada un arma de fuego calibre nueve milímetros con un cargador abastecido con cuatro cartuchos útiles, con la cual se autolesionó durante la persecución, por lo que fue trasladado de emergencia a un hospital en calidad de detenido por delitos contra la ley feral de armas de fuego y explosivos.

Continúa en Periódico El Mexicano