QUERÉTARO, Qro., 15 de febrero de 2019.- Luego de que una niña de 9 años sufriera muerte cerebral, sus padres accedieron que sus órganos fueran donados para salvar otras vidas, esto de acuerdo a lo publicado en redes sociales por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro.

Dicha dependencia comunicó que los órganos de la pequeña ayudarán a salvarle la vida a otros cinco niños que actualmente se encuentran en lista de espera para un trasplante en diferentes estados del país.

En las imágenes publicadas por la institución se puede observar como doctores, enfermeros y personal del hospital realizó el tradicional «pasillo de honor», en el que la pequeña recibió aplausos y agradecimientos, minutos antes de que los órganos fueran extraídos.

«Aún hay esperanza» se lee en uno de los comentarios de la publicación.