MONTERREY, NL. 10 de diciembre de 2017.- Tigres había obtenido cinco campeonatos de liga, pero el que ganó este domingo es el máximo, ante su archirrival, al que robó la gloria como visitante. No sólo el perder la final regia presionaba a los combos, puesto que en sus anteriores finales de la Liga Mx cayeron, los felinos con Chivas, Clausura 2017 y la Pandilla dos torneos antes con Pachuca y esta noche volvió a caer y sumó su quinto subcampeonato liguero.

Después de deleitarse los oídos con la sinfónica de la Secretaría de Marina (Semar) que interpretó los himnos de la Liga Mx y Nacional Mexicano, Rayados detonó las gargantas de su gente cuando Funes Mori bajó y retrasó de pecho a Dorlan, quien de bote pronto tocó con clase de empeine a media altura pegado al palo derecho del guardavalla Nahuel Guzmán para el 1-0, cuando el reloj aún no llegaba a dos minutos.

Cuando Monterrey se notaba más peligroso al contragolpe, Edu Vargas silenció al Estadio BBVA Bancomer: en la media luna del área le pegó cruzado a balón rodadito que le pasó Dueñas y superó al cancerbero Hugo González, quien tocó la pelota pero no fue suficiente para que sacudiera las redes, al 30’; pareció que pudo hacer más. Cuatro minutos después, tras un tiro de esquina y de jugada de pizarrón (Dueñas tocó en corto y Carioca centró), el defensa Meza reventó las redes de cabeza y dio vuelta al marcador; el esférico le pasó cerca al portero González, pero no tuvo reacción.

Más información en Quadratín México.