En voz alta

Leer es un hábito que se asocia con un momento a solas, en el cual, leemos mentalmente para nosotros. También se relaciona con la actividad en la que los padres leen un cuento a sus hijos antes de dormir.

La lectura como actividad cotidiana y lúdica se realiza en la educación primaria y secundaria; sin embargo, hacia la preparatoria y la universidad puede perderse, poco a poco, si no se sigue cultivando.

Los adultos, entonces, solo conciben leer para los más jóvenes, pero ¿y por qué no consideran leer para otros adultos? No es una idea descabellada, por el contrario, es un ejercicio necesario para la vida en sociedad, sobre todo cuando se trata de leer en voz alta.

El problema es que no todos los adultos en México gustan de leer en voz alta porque han arrastrado vicios de lenguaje desde su infancia. Algunos, por su actividad laboral o profesional, no tienen más remedio que leer textos y documentos a otras personas, aun cuando al hacerlo alteren su significado, cambien los nombres de las personas, omitan acentos, signos de puntuación o pronuncien las palabras incorrectamente, dejando en total confusión a quienes los escuchan.

La dicción, entonación, volumen y acento son normas importantes pues leer es un ejercicio disciplinado que permite conectar con las emociones, ideas y sensaciones de quienes escuchan. Nunca se olvidará un texto por la manera en que un lector lo leyó para otros. De ahí que leer de viva voz sea un acto de generosidad entre personas adultas.

Ciertos textos se aprecian mejor si se leen en voz alta, por ejemplo, la poesía, el cuento breve, las leyendas, los ensayos cortos. Sin duda, un ejercicio entre adultos para discutir, discernir y reflexionar.

La situación de la pandemia nos plantea transformar viejos hábitos y leer en voz alta constituye un gran cambio, a través del cual, se ayuda a otros a comprender conceptos, apreciar textos literarios, ampliar el vocabulario y hasta colaborar para tomar decisiones importantes. Hoy más que nunca, necesitamos leer en voz alta para continuar estimulando nuestro pensamiento en comunidad.

María Teresa Delgado Ortiz, profesora de PrepaTec Querétaro. https://tec.mx/es/queretaro