La siguiente reflexión de Isabel Allende nos acerca a una conciencia que los humanos insistimos en ignorar.

La pandemia es una circunstancia, en sólo uno de sus escenarios, que se propone como algo democrático.

No me imagino si las consideraciones político-administrativas de los gobiernos de todo el mundo empiezan a colapsar.

Si la 4T no logra aplanar la curva de muertes y contagios, y si la reactivación de la economía no llega de acuerdo a los cálculos anunciados, la confianza en el actual gobierno se desplomará.

No existe alternativa: o generan conciencia acerca de lo que estamos viviendo, o las mentiras se convierten en decepciones que lo mismo pueden castigarse con las protestas cada vez más violentas o, si antes no ocurre una catástrofe, en las elecciones de junio del 2021.

Aquí la reflexión de conciencia de la inconmensurable Isabel Allende:

“Encerrada en su casa junto a su marido y dos perros, la escritora chilena vive en Estados Unidos desde hace 30 años.

Consultada por el principal miedo que conlleva el virus, que es la muerte, la escritora contó que desde que murió su hija Paula, hace 27 años, le perdió el miedo para siempre: «Primero, porque la ví morir en mis brazos, y me dí cuenta de que la muerte es como el nacimiento, es una transición, un umbral, y le perdí el miedo en lo personal. Ahora, si me agarra el virus, pertenezco a la población más vulnerable, la gente mayor, tengo 77 años y sé que si me contagio voy a morir. Entonces la posibilidad de la muerte se presenta muy clara para mí en este momento, la veo con curiosidad y sin ningún temor.

Lo que la pandemia me ha enseñado es a soltar cosas, a darme cuenta de lo poco que necesito. No necesito comprar, no necesito más ropa, no necesito ir a ninguna parte, ni viajar. Me parece que tengo demasiado. Veo a mi alrededor y me digo para qué todo esto. Para qué necesito más de dos platos. 

Después, darme cuenta de quiénes son los verdaderos amigos y la gente con la que quiero estar.

¿Qué crees que la pandemia nos enseña a todos? Nos está enseñando prioridades y nos está mostrando una realidad. La realidad de la desigualdad. De cómo unas personas pasan la pandemia en un yate en el Caribe, y otra gente está pasando hambre.

También nos ha enseñado que somos una sola familia. Lo que le pasa a un ser humano en Wuhan, le pasa al planeta, nos pasa a todos. No hay esta idea tribal de que estamos separados del grupo y que podemos defender al grupo mientras el resto de la gente se friega. No hay fronteras, no hay murallas, no hay paredes que puedan separar a la gente”

EN TIEMPO REAL 

1.- Salvador Guerrero Chiprés, consejero presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Procuración de Justicia de la Ciudad de México hace una oportuna advertencia sobre los efectos del consumo de alcohol durante la pandemia. 

El consumo de alcohol en exceso no solo perjudica la salud física y mental de las personas, también puede ser un factor que propicie problemáticas como la violencia familiar.

“El consumo excesivo de alcohol afecta directamente en las funciones físicas y cognitivas. Los bebedores tienen menos autocontrol por lo que es más probable que ante una confrontación recurran a la violencia, de ahí la importancia de no excederse”, destacó Guerrero Chiprés.

2.- La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, y la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto, presentaron el Plan Maestro General Centro Cultural Bosque de Chapultepec.

El proyecto fue anunciado el 2 de abril de 2019 por el presidente Andrés Manuel López Obrador y está a cargo del artista Gabriel Orozco. Durante conferencia de prensa, las funcionarias revelaron que la Secretaría de Hacienda destinó 1,100 millones de pesos para hacer posible el proyecto.

Se detalló que aprovecharán la infraestructura existente y construirán otros espacios para montar las cuatro secciones conectadas a través de puentes y nodos que conforman el plan.

3.- La Fiscalía General de la República presentó un escrito ante un juez de control con sede en Almoloya de Juárez, Estado de México, en el que le solicita girar órdenes de aprehensión contra parte del círculo cercano del priista Miguel Ángel Osorio Chong -exsecretario de Gobernación, hoy coordinador del PRI en el Senado- en el sexenio pasado, incluidos Jesús Orta Martínez y Frida Martínez Zamora.

Entre los 19 exfuncionarios que se encuentran imputados por la FGR por su probable responsabilidad en el delito de delincuencia organizada para cometer operaciones con recursos de procedencia ilícita, y quienes formaron parte del equipo del priista en diferentes momentos, además de Orta y Frida Martínez son: Carlos Hipólito Rivera Codina, Eleuterio Enrique Pérez Romero, Everardo Guzmán Linares y Federico Emilio Metzger Sánchez Armas.