QUERÉTARO, Qro., 20 de octubre de 2020.- Durante el primer semestre del año las operaciones del sector inmobiliario cayeron hasta 60% en comparación con el año anterior, de acuerdo con reportes de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Capítulo Querétaro.

El sector inmobiliario reportaba una caída en su actividad desde el inicio de año, misma que se recrudeció en el marco de la pandemia de Covid-19, ya que en este periodo se reportó una ínfima actividad, expuso la presidenta de AMPI Querétaro, Ivonne Gutiérrez Hernández.

A partir de julio se reactivó la demanda de inmuebles, principalmente en la colocación de vivienda. También se reactivaron los inmuebles comerciales y en tercer término bodegas industriales.

“Julio ya fue bueno. En septiembre y octubre hemos comenzado a tener mucho más movimiento. No todos los inmobiliarios están teniendo desarrollo. A principios del año pasado se desarrolló la estrategia de zonificar áreas de especialización, siendo el segmento donde más se está moviendo. Frenamos por etapas y por mercados”, refirió.

“El mercado Luxury lo teníamos muy castigado, empezamos a tener operaciones arriba de los 4 millones, cosa que no habíamos podido tener en lo que va del año, era una escala muy pequeña, es donde vemos el alza”, destacó.

En el mercado habitacional, de costo medio, no se paralizaron las operaciones, debido a que estuvo activo a través de la colocación de créditos ante el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) y del Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del estado (Fovissste).

Lee más en El Economista