OAXACA, Oax., 5 de noviembre de 2017.- Juana Barraza Samperio, la Mataviejitas, fue sentenciada a 759 años de prisión y una multa de 100 mil 453 pesos por su responsabilidad en la muerte de 16 mujeres de la tercera edad y 12 robos calificados. “La Mataviejitas”, en libertad se dedicaba al comercio y a la lucha libre.

Las autoridades mexicanas pasaron varios años buscándola hasta que dio con ella en 2006. El juez la sentenció por 16 asesinatos, pero se estima que sus víctimas pueden ser más de 40.

Lo que ha trascendido es que Juana se ganaba la confianza de las abuelas que vivían solas. En enero de 2006, Barraza cometió un error en su estrategia: apuñaló y estranguló a Ana María de los Reyes Alfaro, de 80 años. Pero en ese caso la víctima no estaba sola: tenía un inquilino. El hombre solicitó ayuda y la policía la detuvo minutos después.

Hoy Juana Barraza tiene 59 años, es la asesina serial más famosa de México. Pero ¿qué ha sido de ella a 11 años y 11 meses de estar recluida en el penal femenil de Santa Martha Acatitla? Ciudad de México. Son las 10:50 de la mañana, es Día de Muertos, la gente comienza a llegar a las puertas del penal de Santa Martha, hoy también es día de visita.

El edificio es lúgubre, en su grisura se alcanza a identificar un territorio de desesperanza y pesadumbre. Ingreso por la puerta 1 cumpliendo el protocolo de visita: no usar en ropa oscura ni beige, los celulares no están permitidos.

En las filas se ven mujeres y hombres que en su mayoría llevan comida en trastes de plástico. Dominan la rutina y se ven pacientes ante las revisiones rutinarias. Nosotros nos dirigimos a la dirección del penal, ya nos espera la directora.

Continúa aquí