CIUDAD DE MÉXICO., 21 de julio de 2017.- El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, es visto por internos del Reclusorio Norte como un preso con privilegios, puesto que, a diferencia de otros que llegan al área de Ingresos, al exgobernador de Veracruz le dan trato preferencial, al permitirle vestir con ropa y zapatos de marca, además le han llevado, a través de su representación legal, comida de un restaurante. Informa El Universal.

De acuerdo con un comunicado de prensa, Duarte, quien es acusado por la Procuraduría General de la República (PGR) por delincuencia organizada y lavado de dinero, es cuidado por el Grupo URI las 24 horas, un equipo de élite de reclusorios asignados, en principio, hasta el sábado, cuando se espera podría ser trasladado al Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (Ceferepsi), en el estado de Morelos.

La secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Patricia Mercado, informó el miércoles pasado que un preso como Javier Duarte de Ochoa cuesta al gobierno entre 120 y 150 pesos diarios, pero internos han observado trato privilegiado al ex mandatario y excesivos cuidados.

Sigue leyendo AQUÍ