CALIFORNIA, EU, 1 de noviembre de 2017.- Fue una noche de terror para Los Ángeles la de este miércoles, cuando buscaba conquistar su séptima Serie Mundial y primera en Dodgers Stadium.

Ni el festejó de 57 años de edad de una de las principales joyas en la historia de Dodgers, Fernando El Toro Valenzuela, pudo detener a los Astros de Houston, que ganó 5-1 el séptimo de la serie y por primera vez es el monarca del Rey de los Deportes.

El primer bateador de Astros, Springer, conectó doblete y el segundo, Bregman, un rodadito, fácil, el cual dio la carrera uno, puesto que la defensiva de Dodgers erró en primera base y quedó hombre en segunda.

La entrada aún no terminaba, Bregman robó base y ya estaba en tercera. Jose Altuve pegó rodadito por derecha, para el primer out, pero entró la segunda carrera.

Ya con LA a la ofensiva, Chris Taylor conectó doblete, Justin Turner avanzó a primera tras recibir un pelotazo del pitcher Lance Mccullers Jr., lo mismo pasó con Yasiel Puig y la casa se llenó, pero el lanzador logró sacar los tres outs sin rasguño.

Para la segunda entrada alta, Yu Darvish continuó descontrolado, dio base por bolas a McCann, González le conectó doblete, sacó a Reddick y Mccullers Jr., en primera, tras rodaditos, pero en el segundo entró a home McCann, para el 3-0.

Sigue leyendo en Quadratín México