PUEBLA, Pue., 17 de septiembre de 2020.- La pequeña Yaz, que pidió a los médicos que no la curen y la dejen morir tras sufrir maltrato y abuso sexual en su hogar, será sometida a una nueva cirugía. Este miércoles, el secretario de Salud de Puebla, José Antonio Martínez, comunicó que la operación será para restituir el tránsito intestinal.

El funcionario explicó que la menor, de 7 años, tiene el intestino por fuera y que permanece en terapia intensiva. Se encuentra estable, pero aclaró que su estado «sigue siendo grave».

El 21 de agosto, Yaz fue ingresada al hospital por una hemorragia interna debido a una presunta perforación en los intestinos. Además, tenía un pulmón dañado a causa de los golpes, huellas de quemaduras hechas con cigarrillo en las manos, brazos y el estómago, así como heridas en el rostro y la cabeza.

Desde inicios de septiembre, los padres de la menor, identificados como Rafael N. y Alejandra Viridiana N. permanecen en prisión preventiva por presuntamente cometer «delitos de violencia familiar y abandono de persona en agravio de su hija». La Fiscalía de Puebla anunció que mantendrán la medida mientras duren las investigaciones.

Lee más en Actualidad RT