CALIFORNIA, 4 de noviembre del 2016.- Amanda Moore, una niña de 10 año de California, demostró que la amistad y el compañerismo van más allá del idioma o el país donde provengas. Así lo informa el Excelsior

Moore notó que un niño nuevo en su escuela se sentaba solo durante el almuerzo y cuando se acercó con él a platicar, descubrió que Rafael Anaya hablaba muy poco inglés, ya que acababa de mudarse de México a California.

Así fue como Amanda decidió apoyarse de la tecnología y utilizando un traductor electrónico le escribió una carta a Rafael en español, invitándolo a comer con ella.

 

Lee más aquí