CIUDAD DE MÉXICO, 27 de septiembre de 2019.-  Los encapuchados que este jueves causaron destrozos a inmuebles públicos y privados en el Centro Histórico durante la marcha conmemorativa por los 5 años del caso Ayotzinapa, no son más que simples provocadores que se acercan más al conservadurismo.

Así lo consideró el presidente Andrés Manuel López Obrador durante la conferencia mañanera de este viernes en Palacio nacional, al afirmar que «destruir librerías se acerca más al conservadurismo».

El mandatario federal aseguró que siempre hay estos provocadores, pero con respecto a lo ocurrido durante la manifestación, las autoridades de la Ciudad de México harán las investigaciones pertinentes y se va a actuar.

«Decirles a estos que se portan muy mal, que no tienen respaldo, no son de izquierda, son conservadores, perjudican al movimiento legítimo y justo de los familiares de los jóvenes que quieren encontrar a los estudiantes desaparecidos», sostuvo en la conferencia mañanera.

En breve declaraciones sobre el tema, López Obrador insistió que no comulga con el uso de la fuerza pese a que «en el conservadurismo gritan como pregoneros que hay que usar la mano dura».

«Debe hacerse valer la legalidad, respetarse la ley pero sin usar la fuerza porque pues por eso son provocadores. Imagínense 100, 50 que nos tienen aquí hablando del tema, logran su propósito, pero si se reprime, no se les hace el caldo gordo», expresó.

«¡Qué van a ser anarquistas esos que quieren quemar una librería!, no son radicales tampoco, son una variable del conservadurismo», reiteró el jefe del Ejecutivo. «Ni participan en la marcha, van en paralelo destruyendo», criticó.

Continúa en Quadratín México