QUERÉTARO, Qro. 24 de agosto del 2016.- «No hay nada que esperar, ni nada que consultar» para que los diputados de la LXVIII Legislatura de Querétaro armonicen la Ley con respecto a la unión civil entre personas del mismo sexo, declaró Miguel Nava Alvarado presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos.

Nava Alvarado señaló que no tendrían que opinar la iglesia o los grupos de diversidad sexual puesto que no se está debatiendo si existe libertad de las personas a elegir su sexualidad pues este punto ya lo considera la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos sino para diferenciar el estado civil de todo ciudadano.

«No tiene nada que esperar ni nada que consultar ningún legislador y legisladora queretano para poder armonizar la legislación en materia de unión civil entre dos personas, sin etiquetas. Porque lo que que está en juego no es la preferencia sexual, no tendrían que estar los grupos de diversidad metidos en este rollo» dijo.

En este mismo sentido, apuntó que legislar sobre el tema era una obligación de los servidores públicos y no una opción.

Nava Alvarado expresó que los comentarios del presidente de la mesa directiva de la LVIII Legislatura son «aventurados y precipitados» y aseveró que sus opiniones personales no deben influir en las obligaciones con las que debe cumplir como servidor público.