ACAPULCO, Gro., 21 de enero de 2021.- El presunto líder de Guerreros Unidos, identificado como Juan ‘N’, testigo protegido en las investigaciones sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, declaró ante la Fiscalía General de la República (FGR) que la organización criminal sobornó a distintos funcionarios y mandos militares y policiacos para operar con impunidad en Guerrero.

La declaración del testigo protegido, a la que tuvo acceso Reforma, refiere que el actual secretario de Seguridad Pública de Ciudad de México, Omar García Harfuch, recibía mensualmente 200 mil dólares de Guerreros Unidos cuando era el jefe de la Policía Federal en este estado.

“Quiero señalar que era parte del grupo Guerreros Unidos, pues recibía dinero de nosotros, Omar García Harfuch, esto en el año 2014; recibía 200 mil dólares por mes, ya que era el encargado de la Policía Federal en el estado de Guerrero y el dinero que se le daba era porque permitía el trasiego de la droga”, dijo.

 “Omar García Harfuch, jefe de la Policía Federal en el estado de Guerrero, brindaba información sobre posibles operativos y facilitaba el trasiego de heroína, dinero y armas, los de Taxco y los (de) Guerrero, el único que supuestamente no estaba de acuerdo era el señor Dorantes”, abundó.

Otros funcionarios que señala son Leonardo Octavio Vázquez Pérez e Iñaki Blanco, secretario de Seguridad Pública y procurador de Guerrero, respectivamente, en el gobierno perredista de Ángel Aguirre Rivero.

Estos funcionarios recibían 50 mil dólares mensuales, según declaró Juan ‘N’. Cuando había un policía que no pasaba los exámenes de control de confianza, el grupo criminal pagaba dos mil dólares adicionales para que no fuera dado de baja de la corporación, agrega el testimonio.

El pago al jefe de la policía de Guerrero se hacía llegar por medio de Felipe Flores Velázquez, secretario de Seguridad Pública de Iguala, quien a su vez lo recibía de Raúl Núñez Salgado, ‘La Canperra’, integrante del grupo criminal.

“El secretario de Seguridad Pública, Teniente Leonardo Octavio Vázquez Pérez y el Fiscal Iñaky Blanco Cabrera, dado que estaban en la nómina de Guerreros Unidos, el encargado de entregarle al Teniente era Felipe Flores, se mandaban 50 mil dólares mensuales y a Iñaky le entregaba Gabriel, alias ‘El Pelón’, también se le mandaban 50 mil dólares mensuales”, declara.

continúa en Quadratín Guerrero