CIUDAD DE MÉXICO, 7 de diciembre de 2017.- La noche lluviosa en Nuevo León fue contradictoria para Tigres, que pasó de lamentar un error de su guardavalla a la locura de un golazo de Enner Valencia, al empatar ante Monterrey en la Ida de la final regia. Informa Quadratín México.

Con cerca de 20 minutos de retraso y tras entonar el Himno Nacional Mexicano inició la final inédita en el futbol mexicano. Y fue la Pandilla la que disparó primero y a las redes:

Pabón cobró un tiro de esquina por izquierda que peinó Nico Sánchez a primer palo y el cancerbero Nahuel Guzmán falló al recorrer y terminó metiendo el balón bajo sus tres palos, al 8′.