QUERÉTARO, Qro., 16 de febrero de 2021.- La dirección de inspección en el municipio de Querétaro, informó que a un año de haber comenzado la pandemia ya han sido aseguradas 25 mil unidades de alcohol que pretendía venderse de manera clandestina, y fuera de los horarios permitidos.

El director, José Ledesma, detalló que esto representa poco más de 600 mil pesos en multas, pues las sanciones son de entre 300 y 350 UMAS; y en este periodo suman 30 procedimientos iniciados.

“Se realizan operativos tendientes a la venta clandestina de alcohol, el área de seguridad pública tiene un departamento donde se revisa vía redes sociales la venta clandestina de alcohol, esto ha sido todo el año”, indicó.

También, Como parte de los operativos, han sido enviados al corralón 18 vehículos, los cuales no han sido reclamados por los propietarios.

En lo que va de la actual administración se han iniciado 70 procedimientos por venta clandestina de alcohol, que representan el decomiso de más de 100 mil unidades.