REYNOSA, Tamps., 20 de agosto de 2018.- Una mujer que fue privada de la libertad con su marido, a quien presuntamente asesinaron, fingió estar muerta y fue tirada en un lote baldío con una herida en el cuello en la carretera Río Bravo- Reynosa.

Minutos después se levantó y corrió hasta la orilla, siendo auxiliada por automovilistas y empleados de una tienda de conveniencia que dieron parte a las autoridades de emergencias.

Lizet, de entre 25 ó 30 años de edad, fue privada de su libertad junto con su marido el pasado viernes por la noche por hombres armados.

Continúa aquí