CIUDAD DE MÉXICO, 19 de junio de 2017.- En los últimos dos años, México ha dejado de ser un país de tránsito a convertirse en uno de destino, aseguró Mark Manly, representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en México. Con motivo del Día Mundial de Refugiados, a celebrarse este 20 de junio, los números de desplazados no son buenos ni alentadores.

De acuerdo con el informe a nivel global, las estadísticas demuestran que la violencia y las violaciones a los derechos humanos han obligado a más de 65.6 millones de personas a salir de sus países.

De esta cifra, dos tercios son personas en condición de refugiados y el 51 por ciento son niñas, niños y adolescentes no acompañados.

En 2016, Manly dio a conocer que fueron alrededor 75 mil menores los que registraron sus solicitudes de asilo a nivel mundial y sigue aumentando. “El año pasado cada tres segundos una persona fue desplazada a raíz de la violencia y violaciones a los derechos humanos”, lamentó.

Agregó que hoy en día, una de cada 100 personas en el mundo es desplazada forzosamente por diversas razones de las condiciones que se viven en su lugar de origen.

Más información Quadratín CDMX