MÉXICO, 18 de febrero 2020.- A pesar de que México es de los países que más invierte a la semana en tiempo escuela; las 30 horas que aproximadamente se destinan para ello no ha dado los resultados académicos esperados, puesto que casi la mitad de los estudiantes se encuentran en el nivel más bajo en ciencias, lectura y matemáticas.

Durante 18 años, los estudiantes de este país ha mantenido casi 100 puntos debajo en las evaluaciones de ciencias, matemáticas y lectura en comparación con el promedio de las naciones integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), de acuerdo con la prueba Pisa y que destaca Forbes.

Los alumnos de países como Finlandia y Suiza aprenden mucho en poco tiempo, a diferencia de los Emiratos Árabes que aprenden poco en mucho tiempo, por lo tanto la cantidad de horas que pasan los niños en la escuela no es símbolo de que tengan un buen aprendizaje, detalló Andreas Schleicher, director de educación y competencias de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El tiempo escuela que tiene los jóvenes en México no es aprovechado de la mejor manera, por lo tanto se deben de mejorar la calidad de los estudios; puesto que los estudiantes mexicanos son buenos reproducir el conocimiento pero no para implementarlo: “se les enseña a repetir en lugar de pensar sobre los textos”, delineó.

Mejorar la calidad de la educación en este país va a costar más dinero, abundó, pero a larga habrá un beneficio mayor que la inversión económica que se hizo, por lo tanto se debería de destinar un mayor presupuesto en los niveles básicos de educación: mejorar la calidad del gasto.

El presupuesto para educación en México para este 2020 tuvo un ligero incremento 0.7% aproximadamente, sin embargo el 99.70% está destinado para gasto corriente que incluye servicios personales, materiales y suministros, servicios generales, entre otros, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de este año.

Capacitación docente
Para elevar el nivel y la calidad educativa en México se debe mejorar el entorno donde se desarrollan los alumnos, dentro y fuera de la escuela. Además que se tiene que capacitar al personal docente, darle incentivos económicos y hacer más interesante su profesión para que aumente el número de profesores, insistió Schleicher.

De las 35 horas aproximadamente que destinan los docentes en este país para dar su clase a la semana, poco menos de 20 horas son la que dedican al aprendizaje y la enseñanza; el restante son ocupadas en tareas administrativas, mantener el orden en el aula y otras actividades, de acuerdo con datos de la OCDE.

A pesar de que Finlandia destina menos horas de clase que México, más del 66% de su población estudiantil está por arriba del nivel 2 de la prueba Pisa, es decir del satisfactorio, bueno o sobresaliente en lectura.